Tradúcese como lugar placentero ou lugar ameno. É un tópico que refírese xeralmente como un lugar idealizado de seguridade e lecer. É normalmente un bosque aberto, nun terreo hermoso, as veces semellante o Edén descrito na Biblia cristiá.
Este tipo de lugares imaxinarios son elementales nas pastorelas de certos poetas da literatura occidental.
Nalgunhas obras o locus amoneus convértese nun lugar de conflictos e na escena de encontros violentos. Noutras descríbese como un campo cheo de fontes e de herba dun intenso cor verde.
Nas obras de Shakerpeare, o locus amoenus aparece nas aforas das cidades, onde explóranse as pasións eróticas explóranse libremente, lonxe do puritismo da civilización que pretende regular o comportamento sexual. É un lugar femenino, lonxe da estrutura civil masculina.



En el bosque las musas
hacen equilibrio sobre hilos de plata
y el mundo diminuto
se ilumina cuando suena la flauta

Como danzando de amor
los árboles sus ramas entrelazan
burbujas de cristal, unicornios y estrellas
aparecen en un onírico espejo
como el aleteo de mil libélulas

La laguna apacible hace reverencia
a los versos de un trovador inquieto
que va parafraseando una querencia
llena de pasión y tormento

De sólo verlo...causa furor
me lleno la mano al pecho
como lo hacían los de otros tiempos,
¡puedo volar!, ¡puedo volar!
y con una pluma alcanzar el firmamento.