"Supongamos que la vida es un camino, que debemos caminar. Algunos van lento, contemplando todo, otros van rápido para no perderse nada. Algunos prefieren ir en línea recta, porque quieren la tranquilidad y la seguridad que les hace sentir ver el sendero marcado, otros prefieren salir de la vía principal y explorar nuevos senderos, corriendo el riesgo de caer, perderse o encontrar algo distinto, nuevo y mejor. Algunos van caminando, otros saltando y otros corriendo. Algunos caminan para atras, pero todos van hacia adelante, por inercia, costumbre o ganas. Algunos se paran a mirar paisajes, y pierden años en contemplarlos, otros jamas le prestan atención. Algunos tropiezan rápido, otros tardan un poco mas, pero todos tropiezan alguna vez. Algunos van solos, otros acompañados por multitudes, o por algunos, otros llevan gente a sus espaldas, otros son llevados. Algunos van de la mano de alguien. A veces los caminos se cruzan y se encuentran dos caminantes que pueden o no seguir caminando juntos. Hay veces que su camino es precioso y lo hacen juntos toda su vida, otras veces caminan juntos un rato y despues cada uno sigue el suyo. El camino jamas es recto, a veces sube y otras veces baja. Tampoco es liso, hay piedras, hielo, arena, cemento, yuyos, pozos y hasta precipicios que impiden seguir caminando. Por ahi el camino permite ver hasta el horizonte y a veces hay tanta niebla que no podemos ver mas alla de nuestras narices."
(Anónimo)


Peregrinatio Vitae (El viaje de la vida) es el tópico literario equivalente al Homo Viator, (El hombre viajero) que representa el carácter pasajero de la vida humana, entendida como "camino" que el hombre debe recorrer.
Un buen ejemplo de un autor que emplea este tópico lo encontramos en Dante, en La Divina Comedia, Canto I :

"A mitad del camino de la vida me encontré en una selva oscura por haberme apartado de la recta vía.
¡Ah!, cuán difícil me resultaría decir lo salvaje, áspera y espesa que era aquella selva, que sólo el recordarlo me produce pavor. Era aún más triste que la muerte. Mas para hablar del bien que allí encontré, narraré las otras cosas que vi (...)."

Los tópicos literarios aparecen en muchas canciones, poemas... El tópico literario de Peregrinatio Vitae puede encontrarse, por ejemplo, en el poema de Antonio Machado "Caminante no hay camino".
Antonio Machado se basó en las "Coplas por la muerte de su padre" de Jorge Manrique para la concepción de la vida como camino y como viaje en el poema "Caminante no hay camino".


.....

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más.

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar.




Peregrinato Vitae está relacionado con muchos otros recursos, como por ejemplo: Tempus Fugit. Esto lo podemos observar en las coplas de Manrique, ya citadas anteriormente, de las cuales pondré dos ejemplos:


III
Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar que es el morir;
[...]

V

Este mundo es el camino
para el otro que es morada
sin pesar;
[...]