TEMPUS FUGIT


El tópico literario del tempus fugit procede del Libro III de las Geórgicas, obra del
poeta latino Publio Virgilio Marón (70 a.C.-19 a.C.), más conocido por su nombre
Virgilio, fue un poeta romano autor de la Eneida, las Bucólicas y las Geórgicas. Fue el
creador de una grandiosa obra en la que se muestra como un fiel reflejo del hombre de
su época, con sus ilusiones y sus sufrimientos, a través de una forma de gran perfección
estilística. Exemplos:

“Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus, singula dum capti
circumvectamur amore”
“Pero mientras tanto huye, huye el tiempo irremediablemente, mientras nos
demoramos atrapados por el amor hacia los detalles”

“Stat sua cuique dies, breve et irreparabile tempus ómnibus est vitae”
“Está decidido su día ( tiempo) para cada uno, breve e irreparable es el tiempo de
la vida para todos “.


Este tópico lo podemos ver perfectamente en la canción de Porta, "Aprecia lo que tienes" :


aprecia lo que tienes antes de que sea tarde
porque se que el tiempo escapa
y hasta es capaz de olvidarte
puede que pierdas algo,
que te quieres por orgullo
algo que ahora ya no es de nadie
pero que antes era tuyo
Si escuchamos esta canción podemos observar que también está algo relacionada con el Carpe Diem y en general podemos encontrar la relación de estos dos tópicos pues como "el tiempo es fugaz" es necesario "vivir la vida como si fuera el ultimo día".